domingo, 10 de marzo de 2013

La importancia del lenguaje no verbal






"Quien no comprende una mirada, tampoco comprenderá una larga explicación" 


Proverbio árabe


Con nuestro cuerpo, postura, gestos y expresión facial, transmitimos importante información a los demás. Hay quienes afirman que el 90% del mensaje que emitimos es no verbal, mientras que el 10% restante corresponde a la información verbal, de modo que influye más cómo decimos las cosas (tono de voz, gestos corporales, expresión facial) que lo que decimos (contenido verbal).

Hay gestos universales, entendidos por todas las personas, independientemente de su cultura. En cuanto a si el lenguaje no verbal se adquiere o se hereda, podemos decir que es aprendido en su mayoría, se aprende de los que nos rodean. Cada cultura tiene unos patrones de comportamiento que la caracterizan. Así, lo que a unas gusta, a otras molesta. Dichos patrones constituyen un catálogo de usos de la comunicación no verbal. 





La Kinésica y Proxémica son términos paralingüísticos que hacen referencia a la distancia o espacio físico que utilizamos para comunicarnos y el significado comunicativo de los movimientos corporales y gestos aprendidos que empleamos, respectivamente.
El lenguaje corporal ha sido ampliamente estudiado en la Psicología social. Adentrándonos un poco más en la Kinésica, podemos hablar de la postura, los gestos, expresión facial, mirada y sonrisa.
En cuanto a la postura: podemos hablar de posturas abiertas o cerradas, la diferencia radica en la utilización de brazos y piernas a modo de barrera física. 
Un gesto es una forma de comunicación no verbal realizada con alguna parte del cuerpo, y producida por el movimiento de las articulaciones y músculos de brazos, manos y cabeza. 
La expresión facial: utilizamos la expresión facial para: expresar el estado de ánimo, indicar atención, mostrar disgusto, bromear, reprochar, reforzar la comunicación verbal, etc.
La mirada cumple una serie de funciones: la regulación del acto comunicativo, fuente de información, expresa emociones, comunica la naturaleza de la relación interpersonal.
La sonrisa se utiliza para expresar felicidad, alegría o simpatía.


La Programación Neurolingüística o PNL es un modelo de comunicación interpersonal que surge en los años 70, es un modelo de cómo funciona la mente y la percepción humana, cómo procesa la información y la experiencia y las diversas implicaciones que esto tiene para el éxito personal. Con base en este conocimiento es posible identificar las estrategias internas que utilizan las personas de éxito, aprenderlas y enseñarlas a otros (modelar); para facilitar un cambio. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada